Cargando

0%

Torneo inter - penales
Norte en Ciudad de México.

MANIFIESTO


Corona, comunal y Saskia niño de Rivera, sponsor oficial del fútbol mexicano, están desarrollando un programa de reinserción social a través del fútbol.

Corona, sponsor oficial del fútbol mexicano, está desarrollando un programa de reinserción social a través del fútbol.

En partnership con los clubes más grandes y representativos de México, Corona organizó un torneo de fútbol entre cárceles, con el fin de que los visores de cada equipo puedan detectar a los jóvenes talentos del futuro. Como parte del compromiso de Corona, 5 centros penitenciarios tendrán un programa de reinserción social donde se re-acondicionarán las canchas de los penales, recibirán entrenamiento y educación sobre el fútbol, para que las personas privadas de la libertad estén mejor preparadas una vez que salgan en libertad.

Ahora todos tendrán un motivo para entrenar, dando lo mejor de sí mismos con la ilusión de al salir, lograr lo que se propongan, porque todos merecemos tener una segunda oportunidad.

Liga de la segunda oportunidad: la vía para que personas privadas de su libertad lleguen a la Liga MX


A través de un torneo organizado por Corona, visores de ocho equipos del futbol mexicano captarán talentos.

Con la finalidad de coadyuvar al proceso de reinserción social de jóvenes privados de su libertad en México, Corona, uno de los patrocinadores de la Liga MX y de diversas instituciones deportivas del futbol mexicano, buscará acercarlos al cumplimiento de su sueño.

En colaboración con la ONG Comunal, así como ocho clubes de la Liga MX y Expansión, la marca cervecera organizó un torneo de futbol. En el proceso, gracias a la presencia de visores profesionales, tendrán la oportunidad de mostrar su talento para que, una vez en libertad, puedan seguirse preparando y se encaminen al desarrollo del deporte de forma profesional.

El certamen identificado como La Liga de la Segunda Oportunidad tendrá una duración total de seis meses. Además, la marca cervecera tomará en cuenta a equipos de balompié, conformados por jóvenes y adultos provenientes de cinco centros penitenciarios diferentes, los cuales se enfrentarán en una sede determinada por los organizadores del evento.

El programa no solamente tomará en cuenta los encuentros entre los equipos, pues en cada uno de los cinco centros de reinserción social se implementará un proyecto de reacondicionamiento de las canchas de futbol. De igual forma, con la finalidad de fomentar el nivel de competencia, así como la formación de los jugadores y prospectos, recibirán entrenamiento y educación sobre el deporte.

Los partidos de la liga entre cárceles tendrán lugar en las instalaciones del Centro de Justicia Penal "Reclusorio Norte", en la Ciudad de México, misma que recibió el distintivo para ser considerada como la sede oficial.

A lo largo de las acciones, reclutadores de ocho de los clubes más grandes de México seleccionarán a los mejores jugadores de cada representativo para seguir con mayor estrechez su formación deportiva, así como el proceso de reinserción social al que están sujetos.

El objetivo primordial es que, una vez que obtengan su libertad y puedan abandonar el centro de reinserción social, puedan continuar con su formación. De esa forma podrán desarrollar las pruebas pertinentes con las instituciones deportivas que los seleccionaron para que puedan buscar un lugar en la alineación del primer equipo y realizar su debut en la Liga MX o Liga de Expansión.

De acuerdo con los resultados del Censo Nacional de Sistema Penitenciario Federal y Estatales, realizado en julio de 2022 y actualizado en marzo de 2023, de los 317 centros penitenciarios federales, estatales y especializados de tratamiento o internamiento para adolescentes, 294 cuentan con instalaciones para realizar diferentes tipos de actividad deportiva.

La cifra ubica a dicho tipo de instalaciones como las más numerosas, en materia de recreación, disponibles para la población que habita al interior de los centros de reinserción social.

Además, la estadística es indicio claro de que la cultura física y el deporte son algunas de las herramientas más relevantes a través de las cuales es posible lograr de forma satisfactoria el proceso de reinserción social de las personas.

De igual forma, al cierre del año 2021, el estudio reveló que el 50.7% de las personas privadas de su libertad o internadas indicaron que la principal actividad deportiva que realizaron fue alguna con pelota, es decir, futbol, voleibol o basquetbol. En ese sentido, la iniciativa de Corona puede tener mayor alcance y éxito para lograr el objetivo de La Liga de la Segunda Oportunidad.